Crónica del 100×100 Half de l’Ametlla de Mar, por Albert Sánchez

Fin de semana inolvidable
Pusimos rumbo a Ametlla de Mar y llegamos alrededor de las 11 de la mañana del Sábado 18. Rápidamente me puse la ropa de ciclismo, tres rayos y un servidor fuimos a dar una vuelta de reconocimiento al circuito de bike. Tarde tranquila y entretenida, yendo a buscar los dorsales y dejar la bici en los boxes. Cené y fui a dormir temprano, cerca de las 9 y media. Se ve que hubo una tormenta alrededor de la 1 de la mañana, pero yo ni me enteré, pequeñas ventajas que tengo… Me levanté a las 6, desayuné y me volví a dormir hasta las 7:20. Mono, chaqueta de rayo, tejanos y chanclas, cogí la mochila con todo lo que necesitaba y me fuí hacia boxes con mis padres. Una vez allí preparé todo, bambas, gafas de sol, visera etc. Agradecí muchísimo que la organización tapara las bicis durante la noche.

Las sensaciones eran buenas, no estaba nervioso, sabía a lo que me enfrentaba y era consciente de que a pesar de estar en abril y llegar corto de forma, estaba más preparado que nunca para enfrentarme a ello.
Boxes listos, puse rumbo hacia la playa, de camino me encontré a Santi y Alberto. Una vez allí me puse el neopreno y me despedí de mis padres, fuerte abrazo y al agua. Nado un poco para calentar y me voy a la línea de salida. Saludo a varios rayos y me concentro en lo que tocaba. Tenía ganas de empezar, se asomaba un gran día. La estrategia era clara, regular y de menos a más.
IMG_4889
Empieza la natación. Mi objetivo era hacer un buen tiempo para llegar a boxes en una buena posición que me permita hacer una T1 rápida y un ciclismo limpio con pocas bicis por delante y sin riesgo de drafting, así que empecé fuerte pero sin llegar al tope, quería salir del agua con garantías de poder correr hacia boxes. Tuve la suerte de encontrar unos buenos pies a los que seguir y entre rodeos varios que me regalaron 100 metros de más, completé los 1’9 km’s de natación en 29’. Salgo del agua y empieza la T1, muy larga: de la orilla a boxes 300 metros. Corro, me quito el neopreno, pillo la bici y encaramos el ciclismo. Salgo de boxes con 3:08’.
11154970_10200474684665129_3906397304617677814_o
Se avecinaban unos 90 km’s muy duros: mucho viento y un circuito muy técnico con mucho desnivel. El primer y único contratiempo que tuve durante el día fue que perdí un gel nada más empezar la bici, por lo que me vi obligado a cambiar la estrategia de nutrición. Me concentro en lo mio, sin despistarme en ningún momento, regulo, soy consciente de que me va a pasar mucha gente pero no me preocupa, el día va a ser muy largo. Me cruzo a mi compañero y entrenador Iván y le indico que todo ok (y así cada vez que la veía), me cruzo a Joel y me anima (cada vez que nos veíamos me sacaba una sonrisa, aunque no la mostrara), para mi sorpresa el tercer rayo soy yo, pero eso me da igual, se que por detrás vienen fuertes y no estoy compitiendo contra ellos. Doy media vuelta y empiezo a ver más y más rayos, no llegaba a 5’ hasta que volvía a ver otro. Y eso ayuda. Voy haciendo poco a poco, con calma, sin forzar, jugando mucho con los platos y los piñones. Dos horas y 59 minutos después completo los 90 km’s de ciclismo. Encaro la T2, la hago bastante bien, en 1:38’.
 11174468_10200474690145266_2638876122797224026_o
Empiezo a correr. Primer km: 4:14, me digo a mi mismo: ‘’Pero qué coño estás haciendo? Así vas a durar nada y menos’’ y empiezo a bajar ritmo km a km hasta asimilar los 4:45-55 que mantuve durante los 20 km’s restantes. Hago las 2 primeras vueltas y encaro la tercera, voy muy bien tanto mental como físicamente, en ningún momento pienso en caminar, incluso pienso en subir el ritmo, pero en un circuito así en cualquier momento podía darme un bajón, además era un día para ver sensaciones, saber dónde estaba, así que decido mantenerme y tomármelo con calma. Completo la media maratón en 1h44’.
11141267_10200474670944786_8854717179417322515_o
Finalmente llego a meta, satisfecho, contento y muy feliz por la carrera y las sensaciones, siendo consciente de que podía haber vaciado un cartucho más. En total 5 horas y 17’. Posición nº 66 de la general en un triatlón donde empezaron alrededor de 350 y consiguieron acabar 255. Casi 100 abandonos, no hace falta decir nada más. Voy saludando a los conocidos que me encuentro, recuperándome, me voy a comer y me comunican que soy campeón sub20! Una bonita sorpresa para una gran jornada. No se me ocurre mejor manera de debutar como rayo en un triatlón que la de ayer, y con podium!

Agradecer a todas y cada una de las personas que animasteis como si no hubiera mañana. A mis padres por aguantarme, ayudarme y estar ahí siempre. A mi entrenador Ivan Herruzo Fernandez por el gran trabajo que está haciendo conmigo. A mi fisio Carlos Carbonell por la magia que hace y ayudarme a que los pies llegaran en garantías para el domingo. Y a mis compañeros por el fin de semana vivido.

Borrón, cuenta nueva y a por la Challenge Salou!!

 

Quizá también te interese...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>