Crónica de la Cursa dels Colls, por Oscar Rufete

Ya tocaba volver a levantarse y volver a enfundarse las zapatilas de montaña, que estaban acumulando un poquito de polvo más de lo habitual, las pobres… Esta vez iba a Vilanova i la Geltrú a la Cursa dels Colls, una cursa de montaña de 11,200km y 224+. Esta era una carrera diferente ya que la compartía con el compañero de vacaciones, fiestukis, etc… de nuestra etapa de juventud, Alex Celma (quién nos lo iba a decir).

El clima era perfecto. Medio nublado, nada de frio y con la expectativa de cómo sería la carrera después de tanto tiempo sin pisar la montaña. Desde noviembre, para ser exactos. Era una cursa para tomársela como inicio de temporada y ver cómo estamos de sensaciones para empezar a aplicar un tipo de entrenos u otros.

Llegó pues el momento. Como es habitual, y más cuando no conoces el recorrido, dan la salida y pego un apretón para intentar evitar cualquier “atasco” y dejar atrás la multitud de gente. Y así es. Consigo una posición cómoda, la cual voy a llevar durante todo el recorrido, apretando en las subidas y soltando piernas en las bajadas, como ya es habitual en mí. En esta carrera voy con especial precaución porque el Garraf es sinónimo de piedra. En una de las bajadas, al apoyar el talón noto un fuerte impacto en el mismo (morado incluido al finalizar la carrera). No obstante, al estar metido en la carrera no le doy más importancia. Al final, me permitió correr con solo alguna molestia.

Al final pasó lo que acaba pasando en más de una carrera. Vas pasando a corredores hasta que te encuentras al típico corredor “lapa” (adjunto foto). Dícese de aquél que se pega a ti prácticamente toda la carrera. Incluso es todo un caballero y te deja pasar primero tanto en las subidas como en las bajadas para irle marcando el ritmo en todo momento. Como ya imaginas cómo será el final, vas aplicando cambios de ritmo para despegártelo, pero verdaderamente es un LAPA PROFESIONAL. Cómo no, finalmente a 300m de meta se pone al lado y pega el sprint de su vida para entrar delante de ti. Decido que no entro al trapo y que allá cada uno con su carrera.

Al final un 57’55” y un 40º de la general con muy buen sabor de boca, en una carrera que me ha gustado mucho y a la que dejo marcada en el calendario para próximas ediciones. Cómo no, remarcar el placer de haberla compartido con Alex Celma y componentes de Correm per la Terra.

Como podéis ver, yo con mi corredor lapa.

Corredor lapa listo para esprintar

Quizá también te interese...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>